VIA DELLA CONCILIAZIONE

Via della Conciliazione une Castel Sant’Angelo con la Plaza de San Pedro. En ella, una línea de travertino que liga idealmente los dos brazos de columnas de Bernini, marca el confín entre dos estados y al mismo tiempo une la capital de Italia y la Urbe de las siete colinas con el Estado Vaticano.

¿Por qué se llama así?

Con los acuerdos entre Italia y la Santa Sede llamados Pactos Lateranos (11/2/1929) nació un Estado soberano tras la pérdida del Estado Pontificio consiguiente a la llamada Unidad de Italia (20/9/1870). Fue tan fuerte la fractura que pasaron sesenta años antes de poder llegar a un entendimiento.

La calle, deseo de Mussolini y Pío XI, Fue proyectada por el arquitecto Marcello Piacentini, el principal del régimen y Attilio Spaccarelli. Es un acceso triunfal a la Basílica y amplía mucho la visibilidad de la cúpula de Miguel Ángel.

Cuando Gian Lorenzo Bernini realizó lal Columnata, no se podía percibir la grandeza y magnificencia del conjunto porque se accedía desde callejuelas y edificios que la ocultaban. Pero una vez que se veía, el efectivo sorpresa que producía era sobrecogedor.

La idea de abrir una avenida desde el Tiber hasta la Columnata era un proyecto que rondaba desde el siglo XIII entre muchos pero no fue hasta el 28 de octubre de 1936 cuando se comenzó. Para ello se destruyó un barrio enteró del Borgo, se tardó un año y se recogieron más de 600.000 m³ de escombros. Las 1236 familias que fueron expropiadas de sus bienes fueron realojadas en diferentes zonas de Roma.

Un estilo de tipología fascista para un proyecto descomunal

La avenida tiene ingresos de honor en los extremos: columnas y fuentes en la cabecera hacia Castel Sant'Angelo y dos cuerpos curvos en ladrillo que sobresalen en la zona de San Pedro. La decoran obeliscos de travertino, que recuerdan al egipcio vaticano, culminados por farolas.

Tras la pausa de la II guerra mundial, las obras terminaron para el Jubileo de 1950.

La avenida suscitó críticas no solo por su matriz ideológica de estilo “neoclásico racionalista fascista" sin ninguna conexión con el estilo local; sino también por la destrucción de un barrio entero al lado del Passetto y de la ciudadela fortificada renacentista. El Papa Borja realizó una avenida rectilínea que unía el Tíbet con los palacios papales para el Jubileo del 1500, era la Via Alessandrina, llena de edifícios magníficos. Pero la verdadera peculiaridad del Borgo ha sido siempre la convivencia entre la humilde arquitectura popular, las elegantes residencias privadas, las iglesias, los callejones, tabernas y tiendas de artesanos.

Cuando se demolió la plaza central, Scossacavalli, la fuente se desmontó y fue trasladada a Plaza Navona. También desaparecieron iglesias y casas, aunque se salvaron algunos palacios importantes desmontándolos y recomponiéndolos creando un "falso antiguo".

Borgo: lo más lindo que ver desde plaza San Pedro

Lado derecho dejando a la espalda San Pedro:

Palacio Armellini Cesi del siglo XVI, cardenalicio. Está abierto al público con oferta libre (aconsejado!).

Palacio Serristori, de factura florentina renacentista, fue la sede de la Embajada Medicea, hoy es un colegio. Se salvó de la destrucción porque se asomaba a la Via dei Cavalieri del Santo Sepolcro.

Palacio dei Penitenzieri Della Rovere

Del siglo XV, cardenalicio, se inspira en el Palacio Venecia (torre lateral y ventanas venecianas de cruz guelfa). Su interior lo ha decorado Pinturicchio y en el exterior tiene dos fuentes del siglo XVII con el escudo de los Borghese.

En el siglo XVII fue sede de los Penitenzieri (Penitenciarios ) de San Pedro y hoy se encuentra la sede del Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén. Se puede visitar con reserva anticipada.

Borgo Santo Spirito tiene un hospital de época medieval que aún está en uso. Conserva la llamada “Ruota degli Esposti” ("Rueda de Los expuestos"), donde las mujeres podían dejar en la iglesia aquellos hijos que no podían tener consigo.

Lado izquierdo:

Palacio Rusticucci (destruido y reconstruido) realizado por Bramante, aunque no queda mucho del original salvo el portal. Rafael vivió aquí desde 1517 hasta su muerte. Fue englobado por el Palazzo dei Convertendi en el siglo XVII, y hoy es propiedad de la Santa Sede.

Palazzo Torlonia, palacio cardenalicio del siglo XV restaurado em el siglo XIX con una fachada renacentista.

El Palacio Latmiral (1887) viene después, como S. Maria in Traspontina y por último el Auditorium de la Música para eventos culturales y espectáculos.