HISTORIA DE LA NAVIDAD

La Navidad es la celebración que conmemoran con más entusiasmo todos los cristianos. El día veinticinco de diciembre se rememora el nacimiento de Jesús, fecha aceptada por la mayoría de Iglesias cristianas, incluida la católica. Por el contrario, las iglesias ortodoxas orientales y eslavas lo celebran en enero: el seis; el siete o el diecisiete.

Pero la Navidad hoy es una usanza que celebran todos, no solo los cristianos, porque se ha convertido en una fiesta laica de intercambio de regalos; de unión familiar y de solidaridad, estrechamente unida a figuras y símbolos como Papá Noel y el árbol de navidad. La Navidad se celebra incluso en países como la India o Japón, donde el número de fieles cristianos es una minoría.

 

La Navidad en San Pedro

En el calendario litúrgico católico la Navidad es más importante que la Ascensión o Pentecostés, pero es de menor trascendencia que la Pascua.

El veinticuatro de diciembre a las nueve y media de la noche, el papa celebra la Santa Misa de Nochebuena de la Natividad del Señor en la capilla papal de la Basílica de San Pedro. Para asistir a esta función es necesario enviar una petición por fax a la Prefectura Vaticana antes del ocho de diciembre.

El veinticinco de diciembre a las doce, tiene lugar la homilía del santo padre en la logia central de la Basílica. Durante la función, el pontífice difunde su mensaje de navidad al mundo e imparte la bendición “Urbi et Orbi”.

La fórmula “Urbi et Orbi” se lee en latín y confiere la indulgencia plenaria a los asistentes en la Plaza de San Pedro o a quienes la ven a través de los medios de comunicación. Esta ceremonia se repite también en Semana Santa, tras la elección de un nuevo pontífice y en otras festividades especiales.

 

¿El origen de la Navidad es pagano o cristiano?

Algunos escépticos, para demostrar que Jesús no existió, afirman que los hechos a él acaecidos fueron copiados de Mitra, un dios de origen persa, cuyo culto se extendió hasta Roma.

Según estas teorías, Mitra al igual que Jesucristo, habría nacido el veinticinco de diciembre de un virgen y habría muerto para la expiación de los pecados de la humanidad. El alumbramiento de Mitra por parte de una virgen es una de las versiones, según otras nació de una roca, pero no se cotejan pruebas de que fuese el día veinticinco de diciembre.

Lo que si celebraban los antiguos romanos en aquella fecha era el Sol Invictus, una divinidad solar que llevó a Roma el emperador Aureliano en el año 274 d. C. El primer testimonio conocido de este festejo del Sol Invictus se remonta al año 354 d. C. pero sabemos con certeza que los cristianos llevaban ya celebrando la Natividad del Jesús en ese día, al menos, dieciocho años.

No sabemos si la Navidad cristiana sustituyó al culto pagano o por el contrario, fueron éstos a elegir la fecha del veinticinco de diciembre para contrarrestar la expansión de la nueva religión monoteísta.

Sea como fuere, los cultos paganos sobrevivieron durante mucho tiempo en el cristianismo. El mismo Papa León I escribió con amargura como los cristianos seguían, en el año 460 inclinando la cabeza al sol en honor del “astro radiante” antes de entrar en la Basílica de San Pedro.

 

Papá Noel

La costumbre de intercambiar regalos en Navidad era de origen romano. Se hacía entre los días diecisiete y veintitrés de diciembre, durante los Saturnali, la fiesta en honor de Saturno.

La figura de Papá Noel que lleva por la noche los regalos a todos los niños del mundo, representa la cara más materialista y menos espiritual de la Navidad.

Y sin embargo, el viejo barbudo de traje rojo tiene ancestros paganos y cristianos.

Se inspira principalmente en San Nicolás de Mira, un santo que entre otras cosas, donó tres sacos de oro a las hijas de un hombre muy pobre, gracias a los cuales pudieron contraer matrimonio. San Nicolás dejó caer las tres bolsas por el tubo de la chimenea, por eso la tradición dice que Papá Noel entra en las casas por ahí.

La transformación de San Nicolás en Papá Noel sucede en los Estados Unidos en el siglo XIX, debido a dos historias. La primera, del escritor Washington Irving, narra como un barco lleno de inmigrantes europeos atracó en el puerto de Nueva York. Su capitán, devoto de San Nicolás, hizo esculpir su figura en la proa. La noche de Nochebuena la escultura cobró vida y voló entre las casa para llevar regalos a los niños. La segunda es de Clement Clarke Moore y describe a Papá Noel tal y como lo conocemos hoy, la túnica roja de San Nicolás típica del obispo de Mira, se ha transformado en una casaca y fue descrito como gordinflón y con una gran barba blanca.

Las influencias paganas proceden de los dioses célticos Gargano, Odín y otros mitos nórdicos que introdujeron elementos como el trineo, el saco y los renos.

 

El árbol

Colocar el árbol de Navidad deriva de una tradición muy antigua cuya difusión fue obstaculiza por algunos ambientes cristianos durante mucho tiempo, debido a sus orígenes paganos.

Fue Martín Lutero quien introdujo por primera vez el árbol en la celebración de la Navidad cristiana. Durante un viaje nocturno, tuvo la oportunidad de admirar los árboles helados que resplandecían a la luz de la luna y quiso recrear aquella visión.

Esa costumbre se difundió en el resto del viejo continente durante los siglos sucesivos. Se asentó en el norte y centro de la Europa protestante en el siglo XVI pero no llegó a Italia y a España hasta mediados del siglo XX.

Ya los antiguos egipcios creían que el abeto fuese el árbol de la natividad. En la Antigua Grecia erigían un gran abeto en el centro de la ciudad durante un rito en primavera dedicado a la Gran Madre.

El árbol de Navidad se puede relacionar con el fresno Ygdrassill: el árbol del mundo de la mitología nórdica, punto de encuentro del cielo, de la tierra y del reino de los muertos.

La iglesia actualmente afirma que el árbol de navidad representa tanto al árbol de la vida del Antiguo Testamento como a Cristo y que las luces de colores con las que se decora, simbolizan la luz que Dios dio a la humanidad.

 

El Portal de Belén

La representación del portal del Belén se debe a un santo católico. Sucedió en Greccio, una pequeña localidad del centro de Italia en 1223. San Francisco estuvo allí durante la Navidad y decidió reconstruir la gruta de Belén para escenificar el nacimiento de Jesús.

 

¿Cuándo nació de verdad Jesús?

En el siglo II d. C Clemente de Alejandría, uno de los padres de la iglesia, se quejaba porque los fieles cristianos no se contentaban solo con saber el año del nacimiento de Jesús, sino que anhelaba descubrir incluso el día preciso.

En los testimonios que conservamos de las primeras festividades cristianas la Navidad no aparece. Y en el mismo siglo II d. C el teólogo cristiano Orígenes se atrevió a decir que solo los pecadores celebrarían el cumpleaños de Cristo.

En los Evangelios no se menciona la fecha de nacimiento del Salvador. Lucas dice que nació durante la primavera, mientras que Marcos ignora completamente la infancia de Jesús.

Las fechas que se eligieron posteriormente: el veinticinco de diciembre y el cinco y seis de enero, se relacionan con el solsticio de invierno y antiguas tradiciones dionisiacas. Hay quien sostiene incluso que mantienen una relación con la fiesta hebrea del Hanukkah.

Recientemente, algunos estudiosos de la Universidad hebrea de Jerusalén han sostenido que el veinticinco de diciembre habría podido ser, efectivamente, la fecha real del nacimiento de Jesús. Su teoría se basa en un estudio minucioso de los turnos sacerdotales que están en el libro de los Jubileos, uno de los manuscritos del Mar Muerto.

St. Peter's Basilica adopts Vox Connect with immediate effect.

Guides and groups visiting St. Peter’s can confidently socially distance by using ‘Vox Connect’ on their own smartphones. This innovative and easy to use technology allows visitors to enjoy safe and secure guiding with crystal-clear commentary.

You can download Vox Connect for FREE from your app store and continue using it, anywhere you wish, without charge until the end of this trial period*

*Demo valid till 31st August 2020

You have Successfully Subscribed!